Bg  |  De  |  En  |  Fr  |  It  |  Pl  |  Ro

Necesidades básicas de las abejas

El cobijo, la salud y, sobre todo, la alimentación desempeñan un papel importante para la supervivencia de las abejas.
Excepto en Escandinavia y áreas de Europa del Este, las abejas no encuentran prácticamente ninguna posibilidad de constituirse autónomamente como colmena en el paisaje europeo, transformado por el hombre. Por este motivo, en Europa, las abejas son mantenidas casi exclusivamente por apicultores en colmenas de muy diversas construcciones.
Dado que en una colmena cohabitan hasta 80.000 individuos en un espacio mínimo, una buena salud es indispensable para mantener la población. Con el propóleo, las abejas disponen de un instrumento altamente eficaz contra un gran número de agentes infecciosos, pero pese a ello el apicultor debe intervenir ocasionalmente. A este respecto, cabe mencionar sobre todo la loque maligna de la cría, la nosemiasis y la varroasis.
La especial importancia de la nutrición para las abejas puede explicarse a partir de sus etapas de desarrollo: en el estadio de desarrollo del huevo al insecto, la absorción de proteínas desempeña un papel primordial; en cambio, en las abejas totalmente desarrolladas (zánganos, abejas obreras y reinas), es muy importante el suministro de energía mediante carbohidratos.